Seguidores

martes, 2 de mayo de 2017

Imagínate

Imagínate por un momento que por fin llega la hora y acudimos a nuestro  encuentro.  Imagínate que todo aquello que hemos soñado, se hace realidad. Imagina una vida feliz, una vida inimaginable, increíble, apetecible, adorable.
Imagínate caminar por las calles, ver una puesta de sol y esperar el amanecer, cruzar dos universos, mirándonos, sintiéndonos, quizá, comiéndonos a versos.
Imagínate el color de la alegría, el olor de la felicidad. Imagínate como será.


miércoles, 29 de marzo de 2017

Fugaz





Fue tan fugaz que cuesta entenderla. Duró lo que se dice, una eternidad, dos vidas y una mitad.
Me siguen provocando sus recuerdos, me excitan sus pensamientos, me mueven el piso, me llenan por dentro.
Me contó que aquello se parecía a un sueño que la casualidad quiso evocar. Un cuento, un repique de campanas, el torbellino de mil ráfagas de viento.
Me dijo que fue lo más parecido a un lamento, a un coro de campanas, campanas de viento, que la piel se le eriza, se deja engatusar, abre las alas y echa a volar.
Me enseño como el rio sigue su curso, hasta que llega al mar, Me mostró que el escribir es divertido, es como hablar sin hacer ruido, son palabras, palabras mudas que no dejan de gritar.

viernes, 24 de marzo de 2017

La gente corriente



Me gusta la gente feliz, la que te regala una sonrisa, un abrazo, o un soplo de brisa. Columpiarme en su mirada, sin pasar por el tamiz.
Hablarle a la Luna, que me cuente algún chisme de ti.
Tú que la ves, ¿dime que está haciendo, es feliz o está sufriendo?
Me gusta la gente corriente, sin doble moral, sin trasfondo, esa gente valiente, que te mira de frente.
Me gusta girar la veleta, viajar, en un rayo de luz, surfear la cola del viento, hacer volar la cometa.
Sonreírle al tiempo, correr, saltar, contar los días y vivir cada momento. Pasar a buscarte cuando recupero el aliento.


lunes, 20 de marzo de 2017

Que difícil



Que difícil se me hace deshacer lo hecho, romper los deseos en pedazos, trocearlos, desmenuzarlos, desterrar las apetencias y encontrar nuevas esencias. Que complicado, es estar callado, mudo, aguantando las ganas de decir, lo que me tiene acogotado.
Algo, que no me venga de vuelta, que pase por tu lado, que te ronde, que te frene, que llame tu atención.   
Que mil o un millón de noches se hagan realidad, que pasen por delante de nosotros, con calma, con esa bella sensación de ausencia de reproches.
Que difícil se me hace no recordarte, no citar tu nombre. Ganar la batalla a los deseos de encontrarte, de tenerte, quizá de amarte.

jueves, 16 de marzo de 2017

Billete al futuro




Me lo enseñan tus ojos, me lo dice tu mirada, me lo confirma tu dulce acidez, tus habilidades, tu testarudez.
Lo que me da la vida, lo que me la quita. Un sueño de verano, un susto, quizás un gusano, o un orgasmo soberano.
Lo que tú me demuestras, lo que te falta, lo que cada noche te sobresalta.
Tu tiempo, tus cosas, los engaños, hay que ver cómo pasan los años.
Sigo andando y por el camino voy encontrando los poemas que ayer, enojado, fui dejando.
El medidor que mide el bienestar, el beso cutre que me dejaste, un abrazo inseguro, aquel extraño adiós. Hoy, por fin, me compré el billete al futuro.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Soñé con una puesta sol





Hoy soñé que la puesta de sol se enamoraba del horizonte. Que acudía cada tarde a su encuentro. Que los anocheceres, eran muy listos, y dejan sus quehaceres, para ver el reencuentro. Los efectos especiales bailaban con los fuegos artificiales, hacían guerras de luces, fallas, bombas de colores y se contaban batallas, batallas ganadas, perdidas, batallas dejadas.
Las ráfagas de viento levantaban las velas, el timón fijaba el rumbo, las estrellas, iluminaban la puesta de sol. Los versos subían a bordo para contar las palabras que le faltaban por rimar
La mitad de los totales, el acabose, el no somos nadie, los encuentros casuales, los festivales y los exámenes parciales.
Y al final, con alegría, el atardecer, busca en la orilla, aquel trozo de poesía.