Seguidores

miércoles, 29 de marzo de 2017

Fugaz





Fue tan fugaz que cuesta entenderla. Duró lo que se dice, una eternidad, dos vidas y una mitad.
Me siguen provocando sus recuerdos, me excitan sus pensamientos, me mueven el piso, me llenan por dentro.
Me contó que aquello se parecía a un sueño que la casualidad quiso evocar. Un cuento, un repique de campanas, el torbellino de mil ráfagas de viento.
Me dijo que fue lo más parecido a un lamento, a un coro de campanas, campanas de viento, que la piel se le eriza, se deja engatusar, abre las alas y echa a volar.
Me enseño como el rio sigue su curso, hasta que llega al mar, Me mostró que el escribir es divertido, es como hablar sin hacer ruido, son palabras, palabras mudas que no dejan de gritar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario